Mi currículo fotográfico:

Medalla de Oro CEF 2010. Medalla de Bronce CEF 2011. 11.2012: Premio mejor foto Ferias y Fiestas Guadalajara. 07.2012: Finalista del PHotoEspaña2012 Maratón 05.2012: Vencedor Temporada 2011-2012 Concursos Sociales de la Afgu (12 temas). 12.2011: Finalista Premio Nacional “Provincia de Guadalajara” de Fotograf.2011. 11.2011: 2ºClasif. XXI Concurso Ferias y Fiestas Guadalajara. 10.2011: Ganador del IV Rally Ferias de Guadalajara. 10.2011: Premio Social y Medalla de Bronce 56º Concurso Nac. Abeja de Oro (6 fotograf.). 07.2011: Finalista Concurso Internac. de Fotografía TeruelPuntoPhoto 2011. 03.2011: 2º Premio Fotográf.Hitos del Rodenal, Luzón. 12.2010: Finalista Premio Nacional “Provincia de Guadalajara” de Fotograf.2010. 10.2010: Premio de Honor del 55º Concurso Nacional "Abeja de Oro" (colecc.6 fotos) 10.2010: 4ºclasif.III Rally Fotográf.Ferias y Fiestas de Guadalajara. 06.2010: 4ºclasif. III Rally Ciudad de Guadalajara. 05.2010: Vencedor general en Color del III Concurso Social de la Afgu. Temporadas 2009-2010 a 2011-2012: Fotógrafo del Club Voley Guada. Fotos publicadas en elheraldodelhenares.es, lacronica.net y en voleyguada.com. 03.2010: Ganador Concurso de El Día de Guadalajara Carnaval’2010.

Follow by Email

sábado, 10 de marzo de 2012

100 Palabras. 70.- Él

100 Palabras. 70.- Él by uveñe
100 Palabras. 70.- Él, a photo by uveñe on Flickr.

(...) Quinn se quedó paralizado. Ahora no podía hacer nada que no fuese una equivocación. Cualquiera que fuera su elección -y tenía que elegir- sería arbitraria, una sumisión al azar. La incertidumbre le perseguiría hasta el final. En ese momento los dos Stillman se pusieron en marcha de nuevo. El primero torció a la derecha, el segundo a la izquierda. Quinn anheló tener un cuerpo de ameba, deseó dividirse por la mitad y correr en dos direcciones a la vez. "Haz algo", se dijo, "haz algo ahora mismo, idiota".
Sin ninguna razón, fe hacia la izquierda, en pos del segundo Stillman. Después de nueve o diez pasos se detuvo. Algo le decía que llegaría a lamentar lo que estaba haciendo. Estaba actuando por rencor, impulsado a castigar al segundo Stillman por confundirle. Dio media vuelta y vio al primer Stillman alejarse lentamente en dirección contraria. Seguramente, aquél era su hombre. Aquél ser zarrapastroso, tan decrépito y desconectado de su entorno, seguramente aquél era el loco Stillman. Quinn respiró hondo, exhaló con el pecho tembloroso e inhaló de nuevo. No había forma de saberlo: ni aquello ni nada. Siguió al primer Stillman, aflojando el paso para adaptarlo al del anciano, y fue tras él hacia el metro. (...)
(Paul Auster, La trilogía de Nueva York. I: Ciudad de cristal)

Sed felices...

No hay comentarios:

Publicar un comentario